¿Cómo hacer cultura en Vallecas?

¿Cómo hacer cultura en Vallecas?

La imaginación al poder

Librería Muga, 16 de Febrero de 2018. 19 horas.

Intentamos hacer un pequeño resumen del acto celebrado en Librería Muga, dentro de los ciclos A lo Claro, organizados por la Asociación Vecinal Madrid Sur. El acto afortunadamente contó con una gran asistencia de público que llenó la Librería.

En primer lugar agradecemos a Muga su disposición a colaborar con la Asociación, y darnos todo tipo de facilidades.

Los ponentes invitados, fueron Vicente Gil (Ateneo Republicano, Círculo de Podemos y actor), Pepe Molina (Vallecas Todo Cultura y A V Palomeras Sureste), Mariano Sánchez (Radio Vallekas) e Igor Muñiz (Librería Muga).

El acto consistió en una exposición de ideas sobre la cultura por parte de los invitados, a partir de las cuales se genere un amplio debate abierto entre todos los presentes.

De las intervenciones de los invitados podemos destacar algunas cuestiones.

Empezó Vicente hablando de la experiencia al Ateneo Republicano, y destacando que son completamente autónomos, por lo que no intentan entrar en el papel de las instituciones. Ya que la financiación se hace al margen de fondos públicos.

Pepe Molina nos habló de la experiencia de Vallecas todo Cultura, y de la implicación de la ciudadanía vallecana con las actividades culturales. Son muchos los vecinos interesados y la participación habitual es alta. En ese sentido Vallecas es un distrito en el que pueden intentarse experiencias culturales.

Pepe introduce la idea de que la cultura es un derecho fundamental de las personas, igual que la comida, la vivienda,  la sanidad o la educación.

Mariano Sánchez, insistió en el gran espíritu cultural de Vallecas, y en el componente popular y solidario de las actividades culturales. Quizás el problema sea que pese a existir un alto número de vecinos que participan de las actividades culturales, siempre sean los mismos y hay otro gran número que no participa nunca.

El papel de las instituciones debe ser favorecer la actividad cultural en el distrito, y no caer en tutelajes ni intereses a corto plazo para rentabilizar estas acciones. Hay  muchos grupos y asociaciones haciendo cultura, que sin embargo carecen de una infraestructura básica que quizás debería ser puesta en marcha por la administración. Al menos para empezar.

Igor, lanza la idea de ¿qué es cultura? Un debate que podría llevarnos lejos, y tal vez debería haber sido previo a este. Para Igor las instituciones no generan cultura, pueden apoyarla, impulsarla, pero son los vecinos, las asociaciones quienes generan cultura. Es la sociedad la que produce cultura.

Luis dice que las instituciones acompañan la actividad buscando resultados concretos y medibles para sus fines. Pone de relieve  el abandono de las artes plásticas en el Distrito.

A partir de aquí se abre el dialogo entre todos los presentes, poniendo en común muchas ideas sobre la cultura.

Inicia Igor hablando de la necesidad de espacios, que puede ser paliada por la unión de todos los espacios posibles en un proyecto común. Quizás no es tan necesario que la institución facilite espacios, sino que es posible que a través de la red de asociaciones y espacios se creen. Habla de lo que fue la idea inicial de las Universidades Populares.

Vicente defiende la autogestión por parte de las Asociaciones, con el ejemplo del Ateneo, pero a la vez es necesario que estas actividades se mantienen con la asistencia y el interés de los vecinos. Hay que hacer consciente la responsabilidad de apoyar.

Mariano dice que los ciudadanos tenemos derecho a la cultura, y las instituciones la obligación de apoyar. Sin embargo el acceso a fondos públicos es complicado, burocratizado y en cierta manera se impide.

Pepe corrobora esta idea, diciendo que lo de las subvenciones es un desastre, y no está al nivel de asociaciones ciudadanas. Otra idea que se lanza es la unión de educación y cultura. La separación que cada vez se profundiza incluso por las políticas educativas de la administración.

Igor distingue entre la cultura que necesita recursos, que deben conseguirse tanto de fondos públicos como privados. Pero también se puede hacer otra cultura sin tantos recursos, sino a través de la solidaridad de los vecinos y poner en valor las habilidades de cada uno.

La Administración se centra en la cultura de eventos, organizando conciertos y representaciones, pero no tanto se preocupa del tejido social. Nos estamos dirigiendo al Ayuntamiento, que es la administración más cercana, y sin embargo es la que tiene menor presupuesto frente a la Autonómica y el Gobierno.

A continuación son muchos los vecinos que intervienen, poniendo en valor la relación entre cultura y educación, sobre todo en estos tiempos que el sistema educativo se aleja de las humanidades y no fomenta el pensamiento libre.

Otro tema recurrente es la falta de espacios, se enumeran espacios que el barrio espera su construcción desde hace tiempo y no llegan. La alternativa deberían ser las redes de espacios que ya existen.

Hay una necesidad general de que estos temas sigan estando presentes en los debates y necesidades del barrio, una mesa, una coordinadora. Pero que tenga un proyecto que merezca la pena y que permita que las vallecanas hagamos cultura.

Una vecina, insiste en la unión entre cultura y educación, que siempre va de la mano como aprendizajes.

Paco Carazo, pone de manifiesto el reverso de la conferencia. En Vallecas aún hay un porcentaje de analfabetismo. Plantea la necesidad de un ámbito que sirva de aglutinador de la red de espacios y creadores culturales.

Siro, insiste en la participación de los jóvenes y la necesidad de que exista la red.

Otro vecino insiste en la importancia de reformar el método educativo, que mantenga en valor las disciplinas transversales y que realizan al individuo como persona.

Javier Moral, de la Mesa de Cultura, da fe de la cantidad de experiencias en el distrito y la necesidad de hacerse oír ante las instituciones.

Pepe Molina y Luis Miguel Morales, señalan que es necesario mantener la capacidad de llegar a acuerdos entre todas, así como una alta participación y conseguir que la administración se implique.

Luis pone de manifiesto la intención de poner en marcha un nuevo modelo de gestión de espacios culturales, pero que no llega.

Almudena insiste en la necesidad de espacios, y en atender los proyectos que proponen los ciudadanos.

Ricardo, No puede separarse eduación de cultura, está orgulloso de la buena situación del distrito en comparación con Madrid. Pero esta comparación queda en mal lugar cuando se hace con otros países donde se ha respetado el derecho a la cultura de los ciudadanos..

Es necesario cambiar el modelo de educación, dejar espacio para que los jóvenes puedan soñar y pensar en el mundo que quieren vivir.

Mariano discrepa en parte, los jóvenes están en La Atalaya, creando cultura autónoma.

Pepe Molina, nos habla del proyecto que ha lanzado el Ayuntamiento, a iniciativa de la FRAVM para la gestión de centros culturales.

Nos habla de los proyectos que se aprueban y se consiguen, como el de dirigir teatro en los institutos, que están parados por falta de un pequeño aporte económico, y cuando hay un gran número de voluntarios dispuestos a sacarlos adelante.

Igor tiene una última intervención, en la que nos dice que bien está lo que hemos dicho, pero los políticos están para conseguir cosas. La participación es cosa de asociaciones y de ciudadanos,  y sobre todo que fomentar la participación está muy bien sobre todo si escucha lo que se aporta pero son responsables de sus actos y omisiones.

Vicente cierra las intervenciones pidiendo que los ciudadanos nos hagamos protagonistas de nuestra cultura.

Javier propone coordinación entre espacios para evitar duplicidades, pero ponemos de manifiesto que ya se ha intentado, pero a veces se han llenado todos.

Jorge Madrigal nos propone levantar acta del acto, que aquí lo dejamos.

Comentar

Tu dirección de email no sera publicada. Campos obligatorios son marcados *

*